RoomBox

sientas casa viviendo alquiler

Podemos suponer con bastante certeza que tener un lugar que llamar hogar es una de las máximas prioridades, si no la más prioritaria, en el mundo. El hogar, ese lugar tan íntimo y tan nuestro. Un hogar es, por lo general, donde pasaremos alrededor de un tercio de nuestra vida. Y si a eso le añades las nuevas reglas de juego, en las que puedes trabajar con la misma o mayor eficiencia que desde la oficina, cabe imaginar que ese porcentaje sea aún mayor. Esto hace imprescindible que cuando estés en casa, la primera o novena vivienda, te sientas como en casa, incluso viviendo de alquiler.

¿Qué hace que una vivienda se sienta como un auténtico hogar?

Como ya habrás imaginado, en RoomBox somos muy pero que muy profesionales, aunque no somos expertos psicólogos ni sociólogos. Eso sí, se nos da muy bien preguntar abiertamente a las personas cuando tenemos dudas. Por supuesto, sabemos leer e investigar online muy bien. Y después de preguntar a bastantes personas y leer bastantes artículos, concluimos que estos son algunos de los elementos más relevantes para que una casa cualquiera nos haga sentir como en nuestro verdadero hogar:

Cambia la decoración, la ambientación, o el Feeling

Puedes elegir un estilo más rústico con muebles de, por ejemplo, Kave Home. Imagínate que, por suerte para ti, alquilas una casa con grandes ventanas y muchas horas de luz natural. Puedes abrir RoomBox, recrear tu espacio con ese mueble que tienes ilusión por comprar, y jugar con la luz del sol.

Además, de esta forma puedes ver si la combinación de la luz y los textiles que ya tengas encajan con tu nuevo mueble antes de pagarlo. Y si no encaja con lo que ya viene en la casa, puedes probar con otras versiones para ver cuál consigue el efecto buscado.

sientas casa viviendo alquiler
Pexels – Stacey Gabrielle

Los colores de las paredes y de los textiles

A título personal, me gustan los contrastes. Una pared que sea de color azul cielo, o la arena cuando es golpeada por el sol en una suave mañana de primavera.

Para esto, como en el apartado anterior, es importante que te conozcas. Es muy importante que sepas cuáles son los colores que más te transmiten un estado de tranquilidad interior.

Cuando abres RoomBox, una buena práctica sería simular una situación típica del día (un sol de atardecer en el salón visto desde el sofá) y cambiar los colores de la pared. Con este simple ejercicio podrás hacerte una idea de si ese color te transmite paz, te hace sentir indiferente, o por el contrario, te estresa.

Adapta las cosas al espacio y no viceversa

Cuando entras en una casa de alquiler, puede que los muebles que haya allí estén perfectamente ideados para el espacio. Pero por lo general, nos gusta dar una vuelta a las cosas. Nos gusta dar nuestro propio toque al lugar que va a ser nuestro nuevo hogar.

Para ello, si ya sabes cuánto mide cada pared de la habitación que quieres redecorar, introduce las medidas exactas en RoomBox y empieza a poblar la escena. Con ello, podrás ver si estás manejando bien tu espacio o si tendrás que ser más elástico para moverte por el espacio tan reducido que has dejado entre mueble y mueble.

Es más fácil seleccionar muebles nuevos o seminuevos para que se adapten a la casa, que adaptar la casa a ese mueble. Sencillamente, uno es más rígido que otro.

Lo importante: que te sientas como en casa viviendo de alquiler

Sea cual sea tu nuevo alquiler, solo importa una cosa. Solo importa que tú, la nueva persona alquilando esa casa, te sientas como en casa aunque sea viviendo de alquiler.

Redecora sin miedo. Evita, siempre que puedas, hacer nuevos agujeros. Pinta y amuebla a placer. Tu hogar es el espacio más íntimo que puedes tener. Es tu guarida, tu refugio, y el lugar que más recuerdos alberga.

Nunca será perfecta, pero desde RoomBox, trabajamos siempre para poder ayudarte a hacer de tu mundo un lugar mejor. Si te gustaría descubrir más sobre RoomBox, y lo que puede hacer para ti y tus actuales y futuros clientes, pincha el botón.

Descubre RoomBox