RoomBox

Cada espacio tiene un mueble que es imprescindible. Desde el cómodo sofá de la sala de estar, donde la familia se reúne para ver películas, hasta la mesa del comedor para compartir unos ratos deliciosos. Estos muebles claves cumplen claramente una función por encima de todo, pero esto no significa que tengan que desaparecer entre todos los demás, es más, deberían de estar en el punto de mira.

Aquí os dejamos algunos consejos para poder destacar cualquier mueble usando RoomBox y conseguir que ese mueble esté en el punto de mira.

Juega con el espacio a mano

1 ) Cuando amuebles una habitación, evita colocarlos planos contra la pared. Por ejemplo, en un comedor podemos posicionar los muebles en espacios más grandes para llevar a la familia y a los amigos al centro de la habitación. De esta manera la mesa y las sillas facilitan la conversación.

Asimismo, los muebles deben estar orientados en torno a un punto principal. En el salón, éste puede ser el televisor o una gran mesa de centro. Otro ejemplo puede ser en el comedor, el punto focal podría ser un elemento de iluminación como una lámpara.

Tu mueble en el punto de mira con RoomBox  - mesa familiar

Objetos con historia

2) Siguiendo con el ejemplo anterior, los focos de iluminación del comedor, como una espectacular lámpara de araña, garantizan ser el centro de atención en cualquier cena. Este llamativo diseño no sólo transmite una historia, sino que capta nuestra atención y despierta nuestro interés.

Tu mueble en el punto de mira con RoomBox  - obra de arte

Espejismo

3) Los espejos pueden alegrar y ampliar aparentemente cualquier zona diminuta o sombría, pero también pueden ser una pieza de impacto en sí mismos. No sólo los espejos grandes parecen lujosos. Un magnífico espejo pequeño también añade una sensación de grandeza a un vestidor.

Más que un mueble

4) Una pieza simbólica puede ser en realidad, una combinación de varias ideas que se repiten constantemente. Una mesa de centro en un salón, es un punto focal que puede hacer que la zona resulte más acogedora.

Si la mesa de tus deseos es más bien pequeña, puedes agregar una alfombra de apariencia similar para que se vea más grande y cobre protagonismo. Simple, pero efectivo.

En el foco de la luz

5) La iluminación es un elemento de diseño de interiores poco apreciado pero que puedes utilizar para destacar una obra de arte o dar vida a un mueble. La iluminación ajustable, puede permitirte cambiar rápidamente el ambiente en una repisa o en un área específica para sentarse, simplemente cambiando la intensidad conseguimos crear un entorno luminoso y abierto o tenue e íntimo.

Esto puede lograrse colocando y apilando estratégicamente diferentes fuentes de luz, como luces empotradas, luces de trabajo y focos.

Un toque de color

6) El color también nos puede ayudar a establecer un punto focal y no tiene por qué estar por todas partes. Una pared pintada en un tono brillante puede ayudar a captar la atención.

Esa pared puede hacer que los muebles que tiene delante destaquen aún más, demostrando que no son sólo los muebles los que destacan.

Como hemos visto hay diferentes trucos para poner un mueble en el punto de mira. Algunos son más intuitivos mientras que otros nos pueden parecer arriesgados. Merece la pena hacer múltiples pruebas en un entorno virtual como RoomBox antes de poner en práctica cualquier consejo, ya que tu espacio y tus necesidades son únicos, y tus muebles también.